Los contenedores son los recipientes de carga de grandes dimensiones que se utilizan para el transporte de mercancía a nivel global, ya sea mediante vías marítimas, fluviales, terrestres o aéreas, facilitando así el transporte intermodal.

En la actualidad, el comercio internacional es movido principalmente en contenedores. Como ejemplo pensemos en China, país que tiene un papel primordial en las exportaciones de bienes de consumo a todo el mundo, y del cual la gran mayoría de productos son exportados en contenedores, así como también son importadas sus materias primas o partes para fabricarlos.

El uso del contendor es de fundamental importancia en el comercio internacional. La práctica de transportar los bienes en contenedores de forma y tamaño uniforme ha revolucionado el comercio exterior. Mientras antes cargar y descargar los barcos llevaba unos 10 días, hoy ese mismo proceso toma entre 24 y 48 horas, hecho que reduce los tiempos y los costos de la exportación.

Para fines prácticos, podemos definir que el transporte intermodal se refiere a la combinación de medios de transporte para mover un contendor marítimo (20 y 40 pies son los más comunes) o no marítimo, usados por ejemplo en la zona NAFTA (53 pies) de un origen a un destino.

BIC

El Buró Internacional de Contenedores y del Transporte Intermodal (BIC), fue establecido en 1933 bajo el auspicio de la Cámara de Comercio Internacional. Es una asociación no lucrativa con sede en París, Francia que tiene como misión promover el desarrollo mundial de un transporte intermodal seguro, confiable y sustentable. El BIC participa junto con los principales organismos internacionales en la gran mayoría de los proyectos mundiales relacionados con la estandarización y regulación de transporte intermodal y de la containerización.

El objetivo de la organización es promover la cooperación entre corporaciones, gobiernos y organizaciones independientes en relación con el transporte de carga intermodal, el proceso de containerización y el transporte y manejo de contenedores de envío intermodal.

Una institución como esta es de suma importancia sobre todo por el aumento del tráfico marítimo de contendores el cual se ha triplicado en los últimos 20 años, facilitando el manejo de las mercancías involucradas.

El Código BIC

BIC fue elegido por la Organización Internacional de Normalización (ISO) a finales de la década de 1960, como la oficina de registro única a cargo del registro y la protección de los propietarios de contenedores y el código de identificación del operador (“Código BIC”) más tarde estandarizado como ISO 6346. Esto asegura un número de código único para cada contenedor de envío en el mundo, y estos deben registrarse con BIC.

El BIC protege más de 400 prefijos de contenedores para sus más de 1,900 miembros activos en más de 125 países.

Lo que debemos saber es que todo contenedor por normatividad debe de tener un Código BIC, el cual debe der ser asignado y registrado por el BIC y debe de corresponder al auténtico dueño del contenedor. Muchos de los contenedores a nivel mundial son comprados por navieras o grandes empresas asignándoles un Código BIC en el extranjero.


Sin embargo, por ejemplo: si el contenedor es vendido en México y sigue siendo usado para el transporte de mercancías, el Código BIC del dueño anterior (por ejemplo, una naviera) debe de quitarse del contenedor y un nuevo Código BIC debe de ser tramitado por su nuevo dueño. De otra forma, no se cumple con la normatividad internacional y se pueden tener muchos problemas con diversas autoridades nacionales y extranjeras para los diversos trámites aduanales u otros que el contenedor debe cumplir al ser trasladado.

Este tema es poco conocido en México siendo posible fuente de problemas para las empresas mexicanas exportadoras e importadoras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *